GESTION DE LA FASE DE FABRICACION

10.8.- Gestión de la Fase de Fabricación para Suministros en general.

  18.1.- Responsabilidad:

  • El Contratista será el único responsable de la fabricación de los sistemas y equipos y del control de calidad realizado, independientemente de las inspecciones, controles y pruebas que efectúe o exija la Propiedad por sus propios medios o por los de un tercero, designado a este efecto, y los que no alterarán para nada ni eximirán parcial o totalmente la plena responsabilidad que exclusivamente incumbe al Contratista.

10.8.2.- Acopios y materiales:

  • El Contratista deberá hacer un control de Calidad de todos los materiales que compondrán su suministro, realizando ensayos mecánicos, químicos y pruebas no destructivas, bien por sus propios medios, por un laboratorio oficial o por una compañía especializada. En la comparación de ofertas se tendrán muy en cuenta todos los datos que se aporte sobre la organización del Contratista en el control y selección de materiales.
  • Para las distintas partidas de materiales afectados, deberá confeccionarse un protocolo de recepción en el que conste:
  • Fabricante
  • Organismo de Control.
  • Técnicas de control aplicadas y aparatos utilizados.
  • Normas aplicadas.
  • Resultados de control.
  • Piezas obtenidas de este material, de acuerdo con la nomenclatura empleada en la lista de materiales.

Dentro del capítulo de Resultados de Control figurarán detalladamente:

  • Los análisis químicos del material.
  • Los resultados de ensayos mecánicos sobre probetas tomadas del material.
  • Cuando corresponda, los resultados de ensayos con rayos X, ultrasonidos, líquidos penetrantes o partículas magnéticas.
  • Inspección visual.
  • El Contratista establecerá un sistema de marcado y nomenclatura que permita identificar, inequívocamente, todos los materiales correspondientes a un protocolo y todas las piezas obtenidas de esos materiales. Siempre que en la Especificación Técnica contractual se indique una determinada calidad para un material de un componente, el Contratista se ajustará a lo especificado sin que por ello quede eximido de la plena responsabilidad de la fabricación. En el caso de que no considere adecuado el material especificado, propondrá a la Propiedad o a su representante la aprobación de otro que lo sustituya.

10.8.3.- Fabricación:

  • El Contratista procederá a la fabricación de los equipos y preverá los controles, pruebas y ensayos que considere necesarios para el perfecto seguimiento del proceso de fabricación.
  • Deberá tener en cuenta los procedimientos y normas descritos en la Especificación Técnica contractual, aunque esto no le eximirá de la plena responsabilidad en la fabricación de los equipos. En el caso de que, por su experiencia, el Contratista crea conveniente la aplicación de otros procedimientos o normas distintos, lo justificará debidamente y lo expondrá para la aprobación de la Propiedad o su representante.
  • El equipo se presentará total y conjuntamente en los talleres del Contratista, salvo que se justifique la imposibilidad de ello y lo apruebe expresamente la Propiedad. Se deberán poner todos los medios (marcas, guías, etc.) para que el montaje de las partes en el emplazamiento sea rápido y el trabajo de instalación se reduzca al mínimo necesario.
  • El Contratista, durante el proceso de fabricación, establecerá un procedimiento de marcado de modo que todas las pruebas y ensayos efectuados puedan ser identificados en su correspondencia física de una manera inequívoca (trazabilidad).

10.8.4.- Control de calidad del Contratista:

  • A los dos meses o antes desde la firma del contrato, el Contratista deberá remitir a la Propiedad un documento denominado Plan y Programa de Control de Calidad en el que constará completa y detalladamente la filosofía y procedimiento que serán aplicados a los equipos del suministro. Este documento será revisado y aprobado, si procede, por la Propiedad o su representante en un plazo de 4 semanas. El Programa de control de Calidad se estructurará y contendrá la información detallada en la primera parte de este libro en el capítulo de Ingeniería de fabricación y se incluirán todos los requerimientos de la Especificación Técnica y de los Requisitos de Control de Calidad.
  • En el Programa de control de calidad figurarán los procedimientos seguidos con las distintas calificaciones que pueden ser obtenidas y los resultados que se desprendan de ellas. También deben de quedar claramente establecidos los procedimientos por los cuales se notificará a la Propiedad la aprobación de las pruebas o los rechazos habidos en los procesos de acopios y fabricación.
  • El Contratista mantendrá a disposición de la Propiedad o su representante toda la documentación elaborada dentro de la actuación de control de Calidad y, asimismo, reconocerá el libre derecho de la Propiedad a presenciar todos los controles que se efectúen de acuerdo con el ya definido en la primera parte de este libro, documento denominado Programa de Puntos de Inspección (PPI).
  • El Contratista procederá a recalificar los operarios, procedimientos y maquinaria cuando así sea solicitado por la Propiedad. Dentro de este apartado, se incluirán las verificaciones, contraste y calibrados de todos los aparatos de control y medida. Los gastos que estas operaciones conlleven serán por cuenta del Contratista.
  • En los suministros sometidos a los códigos que lo exijan, el Contratista será responsable de contratar servicios de inspección por terceros, con Agencias de inspección cualificadas, para los materiales comprados por el Contratista a sus subcontratistas y proveedores. Estos servicios por terceros deberán se explicitados en la oferta contractual y podrán ser contratados por la Propiedad en el caso de que lo estime necesario.
  • Una vez terminado los procesos de acopios y fabricación y efectuadas las pruebas finales en taller, el Contratista recopilará toda la información producida de control de calidad de acuerdo con lo que se indique en el Programa de Control de Calidad. Esta información constituirá el denominado Informe Final de Control de Calidad que deberá ser entregado a la Propiedad debidamente encuadernado, conforme a la distribución que se fije en las Condiciones Particulares. El Informe se entregará antes de finalizar los envíos correspondientes a cada partida por equipos del cuadro de precios, no autorizándose el pago correspondiente en tanto no se haya recibido el documento.

10.8.5.- Control de calidad de la Propiedad:

  • Independientemente del control de calidad del Contratista, la Propiedad se reserva el derecho de exigir los ensayos y pruebas que considere oportuno para completar el control de calidad de los equipos suministrados y cubrir los objetivos de la Especificación Técnica contractual. La forma de actuar en este punto por la Propiedad será mediante la aprobación de los Planes y Programas de Control de calidad y de Puntos de Inspección.
  • El Contratista avisará a la Propiedad con dos semanas de anticipación, las fechas reales en las que se efectuarán los diversos controles, ensayos, presentación en taller y demás actividades fijados como puntos de espera en el PPI. Recibido el aviso, la Propiedad confirmará su asistencia a las pruebas y en el caso de renunciar a presenciarlas, autorizará a la Propiedad a realizarlas con el mismo cuidado como si existiese presencia de la Propiedad o de sus inspectores-representantes. Realizados los ensayos, el Contratista remitirá los correspondientes protocolos para su aprobación. Los inspectores de la Propiedad están facultados para rechazar los ensayos y pruebas efectuadas y para requerir la repetición de los mismos siempre que lo considere oportuno. Los costes que se originen por la repetición de estos ensayos y pruebas serán por cuenta del Contratista.
  • La aprobación de los inspectores de la Propiedad, no implica absorción de responsabilidad alguna ni disminución de las garantías contractuales.
  • La inspección final y subsiguiente autorización de envío se efectuará conforme a lo fijado en contrato respecto a Recepción y entrega.
  • La Propiedad o sus inspectores autorizados por escrito tendrán, en todo momento, libre acceso a los talleres del Contratista o sub-contratistas tanto con el objeto de poder inspeccionar el estado y la calidad de la fabricación y de los materiales empleados, teniendo a su disposición un ejemplar de todos los controles, ensayos y protocolos realizados hasta la fecha, como para comprobar el progreso de los acopios, ingeniería, fabricación, envíos y otros servicios.
  • A efectos prácticos, el personal de control de Calidad de la Propiedad, al mismo tiempo de velar por la calidad del suministro, suele aprovechar sus visitas a los talleres del Contratista para realizar el seguimiento de los suministros, comprobar el grado de avance e implantar los programas de activación y recuperación de retrasos que se fijen.
  • El personal de control de calidad de la Propiedad, en el caso de detectar, en sus visitas, alguna desviación de calidad, abrirá el correspondiente parte de desviación que deberá cerrarse antes de autorizar el envío a obra
  • El personal de control de calidad de la Propiedad suele emitir informes mensuales de sus vistas a los talleres

10.8.6.- Rótulos:

  • Las inscripciones de las placas características sobre los equipos, estarán de acuerdo con los textos suministrados por la Propiedad.
  • Los aparatos de los cuadros de control, tanto en su parte frontal o posterior, llevarán rótulo que los defina claramente. Los colores y materiales de los rótulos se definirán en las Especificaciones Técnicas contractuales.

10.8.7.- Aspectos prácticos en la Fabricación:

  • Así como la ingeniería en general y la de detalle en particular es algo que se puede controlar, ya que la revisión del diseño es algo que, de acuerdo con normas internacionales, está al alcance de las Propiedades, la fabricación de equipos es algo en donde el “Know How” es esencial para estar en el mercado y, realmente, es una cultura muy especializada al alcance solo de quien posee una experiencia acumulada muy particularizada. Por tanto, la misión de la Propiedad está muy limitada a solo hacer un seguimiento de plazos y a efectuar un control de calidad de los productos transformados. Pongamos un ejemplo, el curvado de tubos de gran espesor y previstos para trabajar en condiciones de elevados esfuerzos, en este caso el procedimiento de curvado en caliente, rellenando el interior con arena y elevando la temperatura a un determinado gradiente, solo lo pueden conocer y obtener el éxito esperado las empresas con una larga experiencia previa. Por tanto, intentar corregir al tecnólogo-fabricante sería ridículo, solo podremos controlar los resultados y comprobar si las ovalizaciones obtenidas están de acuerdo con las permitidas por las normas internacionales.
  • Por tanto, solo procede mantener un seguimiento cerrado de los resultados de los acopios y fabricaciones, para comprobar el grado de avance, según programa, revisar las desviaciones en cuanto al procedimiento seguido y a asuntos formales (por ejemplo si se está fabricando con planos no aprobados o antiguos) y chequear los resultados de las inspecciones, pruebas, ensayos, etc. Para llevar este tipo de control se debe de acudir a empresas auxiliares especializadas, subcontratadas por la Propiedad, que realizan visitas periódicas a los talleres y emiten dos tipos de informes mensuales, uno, a nivel de seguimiento del programa y, otro, a nivel de control de calidad.
  • Observado por los inspectores de la Propiedad algún tipo de disconformidad, emitirán un parte de desviaciones o de “no conformidad”, en el que se describirá el caso para que, si lo estima oportuno el responsable de diseño de la Propiedad, se dé la conformidad o disconformidad a la desviación detectada. No se podrá enviar al emplazamiento el equipo hasta que se hayan cerrado todas los partes de desviaciones abiertos.
Advertisements

FASE IV DE UN PROYECTO: SUMINISTRO DE MATERIALES, EQUIPOS Y COMPONENTES

7.1.1.- General:

Hasta ahora, en otras entradas realizadas, solamente hemos tratado fases de desarrollo de la ingeniería, es decir de la producción de documentación que permite la adecuada (eficiente, seguro y rentable) fabricación, montaje, pruebas y puesta en marcha de una instalación industrial. En la fase que nos ocupa, se trata de producir componentes físicos, es decir, de empezar a dar a luz las realidades físicas, provenientes de lo ingeniado y que se ha plasmado en la documentación descrita en las fases anteriores y, de forma más cercana, en la fase de ingeniería de fabricación.

Esta fase se puede subdividir en las siguientes sub-fases: acopio de materiales, fabricación, pintura o recubrimiento en taller, transporte y entrega. En cada una de estas sub-fases, pueden existir, realizadas por el que se responsabiliza de ellas o por otros, las actividades de compras y subcontratación, seguimiento y activación, y el control de calidad. Pongamos, para mayor claridad, un ejemplo de esta fase, y vamos a  desglosar en que consiste la fabricación de una caldera de recuperación de gases calientes y que produce vapor de agua.

Una caldera de recuperación de gases con circulación asistida, está formada por los siguientes componentes principales: calderines, colectores, tuberías y válvulas, haces tubulares, evaporadores, economizadores, bombas de circulación, tanques, sopladores, equipo de dosificación química, conductos, chimeneas, aislamiento y protección, tomas de muestras y estructuras y plataformas.

7.1.2.- Acopios de materiales: se trata de abastecerse en el mercado, de materiales semielaborados, normalmente de catálogo, que son la base o materia prima de la siguiente fase de fabricación, o elaborados, que ya poseen un acabado importante y que solo precisan de la inserción dentro de los componentes ya fabricados por la empresa que asume la totalidad del suministro y la responsabilidad del correcto funcionamiento posterior. Pasemos a detallar los diferentes componentes:

  1. Calderines: consiste en abastecerse, esencialmente, de placas de chapa gruesa, redondos y de tubería y tubo pequeño.
  2. Colectores: según la forma que se elija de fabricación habrá que abastecerse de tubo o tubería sin soldadura o redondo de gran diámetro.
  3. Tuberías y válvulas: se adquieren directamente del mercado como componente de catálogo.
  4. Haces tubulares, evaporadores y economizadores: habrá que abastecerse de tubería, chapas, redondos y material pequeño.
  5. Bombas de circulación, equipos de dosificación química y equipos de sopladores de hollín: se abastece del mercado bien a través de compra por catálogo o bajo especificación.
  6. Tanques: hay que abastecerse, fundamentalmente de chapa y tubería.
  7. Conductos, chimeneas y compuertas: hay que abastecerse de chapa y perfiles. Las compuertas pueden comprarse en el mercado como elemento de catálogo o bajo especificación.
  8. Estructuras y plataformas: hay que abastecerse de perfiles, chapas, tornillos, rejillas y pequeño material.
  9. Aislamiento y protección: hay que abastecerse de mantas de aislamiento y material de recubrimiento.

En cada sub-fase se incluyen las actividades de compras, subcontratación, control de calidad, pintura, seguimiento, activación y transporte.

7.1.3.- Fabricación: en esta actividad se trata de elaborar los diferentes componentes que luego se van a enviar a obra para su montaje, utilizando, para ello, los materiales acopiados y todo de acuerdo con lo establecido en los planos de fabricación.

Pasemos a detallar, someramente, la fase de fabricación de los diversos componentes del ejemplo de una caldera de recuperación:

  1. Calderines: Se conforman, por ejemplo mediante rodillos, las paredes y cabezas de forma cilíndrica, partiendo de las chapas gruesas. Los diferentes gajos o virolas se sueldan entre sí hasta conseguir la longitud deseada, Se hacen los agujeros para conectar los tubos, tuberías, entradas de hombre, etc. y, posteriormente, se sueldan estos componentes y los soportes y orejetas para su cuelgue. Se montan los internos, si los lleva. Finalmente, el conjunto se somete a tratamiento térmico.                                                          
  2. Colectores: se parte de tubo, tubería o se perfora un redondo hasta conseguirlo. El resto de operaciones son similares a las indicadas para los calderines.
  1. Paneles tubulares: se parte de tubería a la que se le sueldan las aletas de chapa
  2. Haces tubulares (evaporadores, economizadores, sobrecalentadores, recalentadores): los tubos unidos mediante soldadura se van conformando, mediante doblado, hasta ir formando los haces a los que se les sueldan diferentes piezas metálicas, como son los separadores y soportes de colgantes.
  3. Tanques: se parte de la chapa que se doblan hasta formar las virolas que luego se sueldan hasta conseguir el deseado diámetro. Se completa con cartelas de chapa y perfiles de rigidización interna.
  4. Conductos, chimeneas y compuertas: Las chapas se cortan, doblan y refuerzan con cartelas y perfiles hasta conseguir las formas indicadas en los planos de fabricación.
  5. Estructuras: se cortan, sueldan y refuerzan los perfiles según planos de fabricación.
  6. Aislamiento y protección: los materiales acopiados se envían a obra para instalarlos directamente sin prefabricación.

Tanto los acopios como los componentes fabricados deben de disponer de un marcado adecuado, para permitir la identificación y trazabilidad.

En los talleres donde se fabrican los componentes se ha de hacer, dentro lo que sea posible, la presentación en blanco de las piezas fabricadas. Además, los diferentes componentes, deben ir marcados y dotados de los accesorios necesarios que permitan un fácil y sencillo montaje. También, los componentes deben de llevar los rótulos de identificación del equipo, con la leyenda que corresponda en el idioma del país en donde se instalar.

7.1.4.- Pintura, protección y embalaje:

A los diferentes componentes fabricados se le someterá al proceso de pintura que se encuentre especificado, tomando la precaución de que, la última capa se dé en la obra, una vez montado.

Los diferentes componentes se dotarán de la protección para realizar un adecuado transporte y almacenamiento en obra, quedando estanqueizados si se almacenan a intemperie y no soporten estas condiciones, o debidamente protegido contra la corrosión si se va a trasladar por mar. Los componentes que no estén preparados para soportar la humedad deberán quedar claramente marcados e identificados.

Los componentes tendrán las dimensiones óptimas que compatibilizan el adecuado transporte con el mínimo trabajo de montaje. Asimismo, deberán llevar una clara identificación, mediante el acompañamiento del correspondiente listado oficial de referencia de los componentes de montaje. También vendrá identificado la posición correcta de almacenamiento y puntos de amarre para su manejo. No se deben mezclar los componentes de montajes con los repuestos y con las herramientas especiales (herramientas que no son comerciales y han sido creadas para efectuar específicamente el montaje).

7.1.5.- Transporte y entrega:

Con los componentes ya fabricados y listos para ser montados, precisan ser transportados al lugar de instalación. La entrega de estos componentes al cliente que los ha encargado se puede realizar de dos formas, o en el taller del fabricante, sobre el medio de transporte, o en el emplazamiento, en donde se acabará montando, también sobre el medio de transporte. En el primer caso, universalmente conocida como entrega CIF, la carga es por cuenta del fabricante, el transporte y la descarga en el emplazamiento son por cuenta del cliente. En el segundo caso, universalmente conocida como entrega FOB, la carga sobre medio de transporte y el propio transporte son por cuenta del fabricante y la descarga en el emplazamiento es por cuenta del cliente.

El transporte por carretera, se denomina especial en España, cuando son de componentes mayores de cualquiera de las siguientes dimensiones:

  • 4 metros sobre el suelo.
  • 2,5 metros de ancho.
  • 12 metros de largo.
  • 13 toneladas por eje del vehículo.

Veamos, en el ejemplo de la caldera de recuperación de calor, como se organizaría el transporte:

Los calderines y colectores se transportarían completos, a pesar de su peso y tamaño, debido a que cualquier soldadura precisaría de un tratamiento térmico que no es posible dar en la obra. Se transportarán con todas sus tubuladuras, conexiones, internos, orificios de distribución de flujo, orejetas de cuelgue, etc., incluso, para evitar la corrosión interior, irá relleno de un gas de inertización. Los embranques de tubos y tubuladuras llevarán, debidamente protegidas, las preparaciones de sus bordes para soldarse en obra.

  • Los paneles y haces tubulares irán en paquetes debidamente embalados, con sus separadores, soportes para el cuelgue y protección de los bordes de soldaduras entre tramos.
  • Los tanques irán totalmente montados y preparados para colocarse sobre sus bancadas. Solo les faltará instalarse su valvulería e instrumentación.
  • Los conductos irán en tramos, a ser posibles que coincidan con extremos embridados. Las compuertas, juntas, soportes, etc. irán individualizados.
  • Las estructuras irán por tramos, para conectar en obra. Las grandes vigas de techo, desde donde cuelga la caldera, debido a sus dimensiones, irán de una pieza para evitar uniones en obra.

7.1.6.- Control de calidad: Existirá, al menos, dos actividades de control de calidad para ejecutar lo previsto en el plan, programa y PPI.

  • Control de calidad a realizar por el fabricante o subcontratista en el caso de que exista: incluyendo las pruebas, inspecciones, resolución de desviaciones, recualificación de operarios, procedimientos y maquinaria y verificación, contraste y calibrado de todos los aparatos de control y medida.
  • Control de calidad a realizar por el cliente: incluyendo la asistencia a pruebas, controles y ensayos y aprobación de protocolos.

7.1.7.-Gestión de la fabricación o subcontratación: irán incluidas las actividades clásicas de planificación, programación, control, coordinación, seguimiento y activación. En el caso de subcontratación, ira incluida la actividad de compra. Todas estas actividades de gestión de un proyecto, se detallarán más adelante en otra entrada.