CONDICIONES CONTRACTUALES COMERCIALES Y ECONOMICAS Y SUS ASPECTOS PRACTICOS

10.6.- Condiciones contractuales Económicas y Comerciales y sus aspectos prácticos:

Las Condiciones Económicas y Comerciales, que complementan a las que se expresan, de forma concreta y precisa, en el Contrato y en las denominadas Condiciones Particulares de Suministro, se suelen detallar en la documentación contractual complementaria (habitualmente denominadas Condiciones Generales) y serían las siguientes (para Suministros y Obras), si tomamos como ejemplo dos grandes empresas españolas (ENDESA e IBERDROLA) :

10.6.1.- Definición de los precios:

  • Los precios del Contratista se entienden como valor total e incluyen cualquiera impuestos, tributos, cargas, gravámenes aranceles, gastos de importación, etc., salvo los que se refieren al Impuesto del Valor Añadido (IVA) por las cantidades facturadas directamente por el Contratista a la Propiedad.
  • Los precios del Contratista comprenden el total de los servicios, documentación, materiales, componentes, y bienes terminados definidos y especificados por la Propiedad, así como su transporte, y que constituyen objeto del Contrato y en las condiciones definidas en la documentación complementaria del mismo.
  • Los precios del Contratista incluyen los gastos de preparación de los materiales y equipos en las condiciones de entregas definidas en el Contrato. No se admitirán extras de mano de obra, materiales o equipos (embalajes, bobinas, cajas, jaulas, carretones, etc.) en concepto de medios de carga o adecuación del transporte. Aquellos materiales, equipos, herramientas especiales, maquinaria, etc., que sean necesario devolver serán especificados claramente por el Contratista en su oferta, siendo por cuenta del Contratista el desmontaje y devolución. La Propiedad procederá a autorizar la devolución de los mismos de acuerdo con sus necesidades de utilización, no estando permitido el cobro de ningún alquiler por el Contratista hasta el momento de la liquidación final del contrato y previo el establecimiento del estado de dichos medios auxiliares.
  • Los precios del Contratista cubren todos los gastos de mano de obra, seguros y cargas sociales, materiales, replanteos o su comprobación, equipos y herramientas, transporte de los mismos, ensayos y pruebas, medios auxiliares de todo tipo, seguros, gastos generales, amortizaciones, interés de inversiones, beneficio industrial, gastos derivados de indemnizaciones, gastos procedentes de medidas de seguridad en los trabajos y servicios médicos, así como cualquier otro gasto, no imputable expresamente a la Propiedad en el Contrato, que imponga al Contratista la recta, oportuna y debida ejecución y terminación de los trabajos y el cumplimiento de todas las demás obligaciones que asume con motivo de la adjudicación.
  • El concepto de precio incluye en su alcance los precios de mano de obra y maquinaria en trabajos por administración.
  • Si en la definición de los precios, observase el Contratista alguna ambigüedad, deberá hacerlo constar en su oferta, pues con posterioridad a la firma del contrato prevalecerá el criterio de la Propiedad en las posibles discrepancias.
  • Los precios del Contratista serán firmes, no admitiéndose por la Propiedad ningún aumento sobre los mismos fuera del que resulte de la aplicación de la fórmula de revisión de precios contractualmente establecida.
  • El Contratista será responsable de cualquier diferencia en el coste de los fletes, portes u otros gastos originados por el incumplimiento de las condiciones de entrega y de envío que se hayan contractualmente establecido.
  • En las unidades de construcción y montaje que, por orden de la Propiedad, el Contratista haya de ejecutar parcialmente, y cuando a partir del desglose de precios previsto en la documentación de petición de ofertas, no se pueda determinar el nuevo precio, se considerará que la mano de obra y maquinaria empleada en la elaboración y/o prefabricación alcanzan un 40% del valor de cada uno de los epígrafes respectivos, estimándose en un 60% las empleadas en colocación y puesta en obra y/o montaje. El apartado de varios y resto de obra, así como el de beneficio de contrata se abonará sobre los citados porcentajes.
  • El Contratista será responsable de cualquier gasto originado por el incumplimiento de las condiciones contractuales establecidas.
  • La Propiedad determinará si las unidades de obra que han sido realizadas en forma incompleta o defectuosas debe rechazarse o no. Caso de rechazarse, el Contratista quedará obligado a ejecutarlas sin exceder de los precios de concurso de adjudicación de la obra. Caso de aceptarse incompleta o defectuosa, la Propiedad determinará el precio que debe de ser abonado por ellas, sin que el Contratista pueda efectuar reclamación alguna.
  • Cualquier trabajo realizado en la obra que no esté de acuerdo con la especificaciones o planos, será considerado como defectuoso y la Propiedad podrá ordenar su rectificación para lo que notificará al Contratista lo que en este sentido proceda, disponiendo éste de un plazo de 10 días para comenzar su rectificación. Si transcurrido el plazo el Contratista no comienza la rectificación ordenada, la Propiedad podrá efectuar la rectificación con otro Contratista, haciendo al primero responsable en su totalidad por los gastos que la sustitución origine y los perjuicios ocasionados. Todas las comunicaciones respecto a este tema deberán cursarse por escrito.
  • Los trabajos no autorizados en la obra no se satisfarán por la Propiedad, salvo que este decida aprovecharlos, y podrá ordenar al Contratista proceda a rectificarlos en los mismos términos establecidos en el apartado anterior para los trabajos defectuosos. Se considerará trabajo no autorizado, el efectuado antes de que la Propiedad hubiere ordenado su ejecución así como cualquier otro extraordinario que se ejecute sin autorización de la misma.
  • Si el Contratista descuida el oportuno y adecuado desarrollo de los trabajos, o deja de realizar alguna parte de la obra en el momento apropiado, o ejecuta, en general, obras que no estén de acuerdo con la Propiedad, será notificado y requerido por la misma para que rectifique. Para comenzar a subsanar las deficiencias notificadas dispondrá de un plazo de 5 días a partir del requerimiento, pasados los cuales, la Propiedad, sin perjuicio de ejecutar cualquier otro derecho que tuviera a su disposición, podrá proceder a ejecutar los trabajos que juzgue necesarios para restablecer el ritmo alterado de la obra, lo que llevara a cabo en las condiciones a que se refiere en tres apartados más atrás.
  • A efectos prácticos, los sobreprecios en un Contrato provienen de dos orígenes, uno de ellos es la definición defectuosa del alcance de suministro en la documentación de concurso. Frente a ello, poco se puede hacer, ya que, si falta un equipo, por causas diversas, no hay solución, salvo hacer una ampliación del contrato por el que se pagará una cifra superior a la que arrojaría el resultado de un concurso. El otro origen es la mala gestión frente a situaciones imprevistas y que solo se pueden paliar con condiciones económicas y comerciales como las que hemos desarrollado en este punto (posición dominante de la Propiedad) y que son de aplicación.
  • A efectos prácticos, los trabajos defectuosos que sean detectados con posterioridad a la entrega formal del suministro contratado se regirán por lo que contractualmente se establezca para las garantías, salvo lo que la legislación vigente establezca para los denominados vicios ocultos.

 

10.6.2.- Revisiones de precios:

revision precios 1

  • La revisión de los precios se hará de forma diferente para sus diversas categorías.
  • Para aquellos contratos cuyo plazo de realización previsto sea igual o inferior a 12 meses se excluye toda la posibilidad de revisión.
  • En los restantes casos, la revisión se hará de acuerdo con una fórmula de tipo polinómica:

Kt= h+j (Jt/J0) + a (At/A0) + b (Bt/B0)+ c (Ct/C0);  siendo

Kt= Coeficiente resultante.

  • j, a, b, c = Pesos de los diferentes factores de revisión. Los pesos los fija la Propiedad en las Condiciones Particulares, pudiendo ser cero cualquiera de los pesos. Se debe limitar, como máximo, a cuatro los factores de revisión, siendo, obligatoriamente uno de ellos la mano de obra.
  • h = Sumando fijo no sometido a revisión.
  • J, A, B, C = Indices de mano de obra y materiales (energía, perfil de acero, hilo de cobre, etc.) a ser posibles los previstos por los órganos oficiales de la Administración del Estado, publicados para sus diferentes tipos de contratos. Los índices serán fijados por la Propiedad en las Condiciones Particulares.

Los subíndices 0 y f que afectan a los factores de revisión, indican que los factores se refieren a la fecha final de validez de la oferta y a la fecha final de aplicación de la fórmula de revisión, respectivamente.

  • Para contratos de suministros de equipos, la fórmula de revisión de precios se aplicará por una sola vez y afectando al total del precio contractual, de acuerdo con el siguiente procedimiento:
    1. Se define como plazo de entrega, a efectos de revisión de precios, el plazo contractual de entrega en el caso de que sea único para todos los bienes y materiales objeto del suministro. En el caso de no ser así, se tomará como plazo de entrega la media aritmética de los plazos de entrega de cada partida del cuadro de precios de las Condiciones Particulares.
    2. Se tomaran como índices origen de los factores de revisión los correspondientes al mes y año de la fecha de validez de la oferta.
    3. Se tomará como índice final de mano de obra el promedio mensual correspondiente a los índices de todos los meses del último tercio del plazo de entrega.
    4. Se tomará como índice final de materiales el promedio mensual para cada uno de ellos correspondiente a los índices de todos los meses de los dos primeros tercios del plazo de entrega

La fórmula de revisión se aplicará con independencia de la forma de pago.

Una vez que el Contratista disponga del Acta de Recepción Provisional y si tuviera derecho a revisión, deberá solicitarla por escrito a la Propiedad, adjuntando factura por el importe total de la revisión y cálculo justificativo del valor obtenido, sin el cual la Propiedad no procederá al estudio de la revisión ni el pago consiguiente de la misma.

  • A efectos prácticos, se puede fijar un límite de revisión de precios, normalmente en las Condiciones Particulares, y según sea el plazo de entrega estimado (entre 12 y 24 meses el límite seria 6% y para más de 24 meses sería el 10%). La ventaja de fijar el límite, para la Propiedad, es que se puede aplicar a la hora de la comparación económica de las ofertas ya que el Ofertante puede renunciar o reducir el límite de la revisión con objeto de facilitar la adjudicación.

No será objeto de revisión todas las modificaciones contractuales que se hubieran producidos durante el transcurso del suministro.

  • Para contratos de servicios de Obra (Montaje o Construcción), en donde se paga por mediciones de obra realmente ejecutada a los precios ofertados y convenidos en contrato, no habrá lugar a revisión de precios, cualquiera que sea la oscilación de los costes, hasta que se haya certificado, al menos, un 20% del presupuesto total del contrato, volumen de obra que no será susceptible de revisión. Una vez ejecutado el 20% del presupuestos total del contrato, para que haya lugar a revisión será condición indispensable, que el coeficiente resultante de la aplicación de los índices de precios oficialmente aprobados a la fórmula polinómica acordada en el contrato, sea superior a un entero veinticinco milésimas (1,025) o inferior a novecientas setentaicinco milésimas (0,975). A partir de esta situación se procederá a la revisión, restando o sumando al coeficiente resultante, según sea superior o inferior a la unidad, cero enteros veinticinco milésimas (0,025), obteniendo así el coeficiente aplicable sobre la parte de obra pendiente de ejecutar. En lo sucesivo se tendrán en cuenta cada mes, sumándoles algebraicamente, todos los aumentos o disminuciones que resulten de la aplicación de los índices oficiales de precios, siempre sumando o restando al coeficiente resultante, según corresponda, veinticinco milésimas (0,025) para obtener el coeficiente aplicable.

Para tener derecho a la revisión, el Contratista tendrá que haber cumplido estrictamente el plazo contractual y los parciales aceptados en el programa contractual, desarrollando la obra fielmente al ritmo previsto. Las prórrogas otorgadas por causa inimputables al Contratista no privarán del derecho a revisión.

Las revisiones que procedan se abonarán por certificación independiente y simultánea a la serie normal de certificaciones mensuales, siguiente a la publicación de los índices oficiales de la Administración del Estado o de cualquier otro organismo que se fije contractualmente.

La fórmula de revisión se aplicará con independencia de la forma de pago establecida.

  • A efectos prácticos, se puede fijar un límite de revisión de precios, normalmente en las  Condiciones Particulares, y según sea el plazo de entrega estimado (entre 12 y 24 meses el límite seria 20% y para más de 24 meses sería el 30%). La ventaja de fijar el límite, para la Propiedad, es que se puede aplicar a la hora de la comparación económica de las ofertas ya que el ofertante puede renunciar o reducir el límite de la revisión con objeto de facilitar la adjudicación.

Se revisará, con el coeficiente resultante de la aplicación de la fórmula polinómica, el valor de la obra afectada por la revisión inclusive el coste de la mano de obra en régimen de administración.

Los precios contradictorios formulados como tales, se revisarán en el mismo régimen de funcionamiento especificado en los puntos anteriores, sin más variación que la que resulte de tomar como índice origen aquel del mes en que fueron ofertados por el Contratista.

En ningún caso podrá la revisión implicar variación en los gastos contractualmente previstos para amortización e interés de las inversiones, maquinaria y medios auxiliares, beneficio y coste de elementos.

  • A efectos prácticos, los condicionantes Económicos y Comerciales para la revisión de precios, que hemos desarrollado, constituyen unas buenas prácticas que están respaldadas por probada eficacia empresarial previa. No obstante, esto no quiere decir que criterios distintos no funcionen, lo que ocurre es que los que hemos definidos son los mejores desde la perspectiva de la Propiedad. El que se use una fórmula polinómica de mayor número de términos, o que los índices de referencia no sean los oficiales para las obras del estado, o que, en los suministros de equipos, la revisión se haga en cada facturación con todos los índices de la fórmula, o que no exista límite en el valor de la revisión de precios, o que se revisen las obras desde el principio y o que se revisen las obras mensualmente a pesar de no estarse cumpliendo los plazos, no significa que el contrato no se pueda gestionar eficazmente, a pesar de ser más complicado o más costoso para la Propiedad.

10.6.3.- Forma de pago para suministro de equipos:

  • De forma general y salvo que se negocie una forma de pago diferente, se aconseja aplicar la siguiente:
  1.  10% del precio total del contrato al establecimiento del mismo, en efectivo y por trasferencia y previo entrega a la Propiedad y aprobación por ésta:

– Programa desarrollado del suministro.

– Plan y Programa de control de calidad.

– Programa de planos y documentación de ingeniería

– Nombramiento y comunicación oficial del Coordinador del Contratista para el suministro.

  1.  20% del precio total del contrato al finalizar el primer tercio del plazo de entrega, en efectivo y mediante trasferencia bancaria y previo cumplimiento del Contratista del siguiente condicionado:

-Presentación de los pedidos firmes para la totalidad de los acopios del suministro.

– Haber comenzado la emisión de los planos para aprobación y tenerlos aprobados su 50%.

  1.  20% del precio total del contrato al finalizar el segundo tercio del plazo de entrega, en efectivo y mediante transferencia bancaria y previo cumplimiento del Contratista del siguiente condicionado:

– Tener aprobados todos los planos para aprobación.

– Justificación del cumplimiento del programa de fabricación. Se podrá retrasar el pago por retraso en el programa, hasta los dos tercios del plazo de entrega. Esto se aplicaría con independencia de lo previsto en cuanto a penalización por retraso.

– Justificación, mediante presentación, de la documentación de control de calidad actualizada.

  1.  10% del precio total del contrato contra entrega de la siguiente documentación:

– Manual de Instrucciones.

– Lista y planos de montaje.

– Lista de componentes de montaje.

  1.  30% del precio total del contrato a prorrata contra la entrega de los equipos y componentes y su correspondiente Informe Final de Control de Calidad, de acuerdo con las partidas desglosadas del cuadro de precios. A veces y en suministros tan complejos como una nueva planta industrial, con objeto de asegurar la entrega de los planos “as built”, cuya ejecución suele ser compleja y realizarse después de la Recepción Provisional, un 5% del precio total del contrato conviene retrasarlo y condicionarlo hasta que se produzca la entrega de la mencionada documentación.
  2.  Una vez extendida el Acta de Recepción Provisional, se abonará el 90% del total de las ampliaciones de contrato que hayan surgido durante el desarrollo del mismo y sobre las que no se harán pagos parciales para simplificar el procedimiento.
  3.  10% del precio total del contrato más las ampliaciones que se hayan producidos, en efectivo y por transferencia bancaria a la finalización del periodo de garantía. Este último pago podrá ser hecho efectivo con anterioridad, previa presentación por el Contratista de un Aval bancario aceptable para la Propiedad, siendo por cuenta del Contratista los gastos que esto origine.
  • A efectos prácticos, esta forma de pago, en cuanto a porcentajes y momentos, se podrá ajustar en cada contrato al valor de lo que cuesta o se gasta el Contratista en cada momento y que se deducirá de los cuadros de precios de las diferentes partidas y de los mismos cuadros de plazos de las mismas partidas. No obstante, se debe mantener el principio comercial de que, ajustándose lo más posible al valor del suministro ejecutado en cada momento, al principio del suministro se deben adelantar los pagos a lo realmente realizado y, al final, al contrario, retrasar los pagos sobre lo realmente realizado. Lo que sí se debe de mantener son los condicionantes de pago mencionados, adaptados a cada momento previsto de pago. No obstante y dentro de la filosofía de que un contrato no es un fin en sí mismo sino un medio para conseguir un objeto determinado, los condicionantes de pago no deben de considerarse como inamovibles, siempre se puede adelantar un pago que está condicionado por un hecho no cumplido con la contraprestación de que el Contratista, a cambio, va a responder adecuadamente cuando se le necesite o para evitar que entre en una situación de falta de liquidez que acabaría afectando al desarrollo del suministro.

Fig. Esquema representativo de forma y condiciones de pago 

                                                                                                                                                                                                                                                                10.6.4.- Forma de pago para trabajos de Obra (construcción o montaje). Certificaciones de obra:

 

  • El abono del importe de los trabajos de obra efectuados por el Contratista se realizará mediante certificaciones. Las certificaciones será la única forma de pago al Contratista y, en la misma, será recogida cualquier valoración económica que derive de las relaciones entre el Contratista y la Propiedad.
  • Las unidades de obra ejecutadas se medirán mensualmente sobre las partes realizadas con arreglo al proyecto y órdenes del representante de la Propiedad y conforme a la documentación contractual. La medición de la obra la llevará a cabo la Propiedad en los 8 primeros días siguientes a la fecha de cierre de certificación. Dicha fecha se fijará al comienzo de la obra.
  • Las mediciones se basarán, en su totalidad, sobre los planos aprobados para construcción y sus cálculos se desarrollarán conforme a las medidas técnicas de los planos, órdenes del máximo representantes de la Propiedad en la obra y la documentación contractual.
  • En las zonas ocultas de construcción que definitivamente queden sin posibilidad de inspección y medición, el Contratista está obligado de avisar al supervisor del Propietario con suficiente antelación para inspeccionar, medir y tomar los datos necesarios. El Contratista, a su vez, notificará por escrito y con croquis o planos adjuntos de las modificaciones reales efectuadas sobre los planos aprobados. A falta de aviso anticipado por parte del Contratista cuya existencia de unidades corresponde probar al mismo, quedará obligado a aceptar las decisiones de la Propiedad en base a los planos aprobados.
  • En base a las mediciones efectuadas y a los precios ofertados, se confeccionarán las certificaciones que recogerán además la valoración económica de cualquier tipo de relaciones entre el Contratista y al Propiedad, tales como: trabajos por administración, medicina y seguridad, primas y penalizaciones, gestiones de compra, energía y agua, acopios en su caso y varios.
  • La obra ejecutada se valorará a los precios unitarios estipulados en la oferta contractual para cada unidad de obra y los demás precios contradictorios que hayan sido aprobados por la Propiedad en el tiempo transcurrido desde la presentación de la oferta. Para proceder al abono de las unidades, éstas estarán conformes en su ejecución con lo establecido en la documentación contractual. Estando, en principio, con el acabado definitivo. No se abonarán unidades a media ejecución.
  • Las certificaciones no suponen aprobación de las unidades que se certifican y serán emitidas mensualmente por la Propiedad en formato normalizado y serán reflejo fiel de las fichas de liquidación que guardarán absoluta concordancia con las cantidades certificadas.
  • Las fichas de liquidación constarán de medición detallada, precio de abono según la oferta, unidad de que se trate, clave y capítulo constructivo, partida del plan contable, plano de localización y zona afectada, ajustándose su formato a las exigencias de la fase constructiva. Las liquidaciones las remitirá mensualmente al Contratista quien dispone de 15 días a partir de su recepción oficial para devolverlas debidamente conformadas o, en su caso, con las observaciones que estimase oportunas. El incumplimiento por el Contratista de lo dicho anteriormente, implicará por parte de éste la conformidad con lo estipulado en las fichas, no pudiendo en ningún caso argüir el Contratista motivo alguno a su favor fuera de plazo.
  • En todas las fases de la obra, el abono de cada certificación estará supeditado a la aprobación por la Propiedad de todos los registros y protocolos de control de calidad relacionados con los trabajos incluidos en la certificación.
  • El abono de cada certificación emitida se producirá a los días que se fijen, contados a partir de la fecha de la antefirma de cada certificación, coincidente esta última con la del último día del mes correspondiente a la certificación.

10.6.5.- Trabajos por administración:

 

  • Los trabajos por administración se pueden realizar por alguna de las siguientes causas:
    • Por aparecer unidades de obra nuevas y no llegarse a un acuerdo con el precio contradictorio correspondiente o ser de difícil valoración.
    • Por decidir la Propiedad que se realice por administración ciertas partes contratadas por precios unitarios o porque estima conveniente desglosar partidas para su ejecución total o parcial por otros terceros.
    • Por necesitar la Propiedad maquinaria y mano de obra con objeto de realizar obra ajena a la contratada.
  • El Contratista no podrá negarse, en ningún caso, a la prestación de personal y maquinaria en régimen de administración que le sea solicitado por la Propiedad. El Contratista está obligado a prestar la ayuda requerida en personal, maquinaria y materiales, quedando obligado a vigilar estos trabajos con la misma asiduidad y cumpliendo con los planes de control de calidad que le afecten, que si se hiciera por el procedimiento de contrata a precios unitarios, debiendo procurar el máximo rendimiento en las personas y las maquinarias que en ellos intervengan. Bien entendido que el control y la vigilancia de estos trabajos no representará coste adicional alguno para la Propiedad.
  • Los rendimientos obtenidos en los trabajos realizados bajo el régimen de administración deberán ser sensiblemente iguales a los conseguidos en la ejecución de trabajos análogos por precios unitarios. La Propiedad podrá negar su conformidad a los partes que le sean presentados a la firma en base a lo preceptuado
  • La Propiedad solicitará la prestación de personal con una semana de antelación, en tanto en cuanto su número sea superior al 10% de la nómina del Contratista. Si es igual o inferior al mencionado porcentaje, la incorporación será en un plazo no superior a 24 horas.
  • La prestación de maquinaria será inmediata en todos los casos, siempre que exista en la obra, y se pagará a los precios fijados contractualmente.
  • La Propiedad podrá exigir al Contratista la demostración fehaciente de la cualificación profesional del personal empleado en este tipo de trabajos. La Propiedad podrá expulsar inmediatamente a cualquier productor que demuestre incapacidad en su trabajo, mala conducta o desprecio de las normas de seguridad.
  • Todo el personal requerido, deberá acudir al trabajo provisto de las herramientas propias de su especialidad, así como del equipo necesario para la correcta ejecución de los trabajos, que a todos los efectos estará incluidas en los costes horarios de personal.
  • Una vez que se termine el trabajo para el que fueron solicitados, tanto el personal como la maquinaria, la Propiedad lo pondrá en conocimiento del Contratista para que sean destinados a las tareas que juzguen oportunas.
  • Las horas empleadas por el personal se facturarán de acuerdo con el cuadro de precios correspondiente del contrato. Se entiende que todo el personal para la realización de este tipo de trabajos está contratado en el lugar del mismo, derivándose de ello la no aparición de coste adicional alguno en concepto de dietas, transportes o manutención. La Propiedad, potestativamente, podrá determinar, en determinadas situaciones y por necesidades muy particulares de construcción, aquellos casos de personal especialista que a su petición sean requeridos sus servicios, dando origen a gastos de desplazamientos, estancia y manutención, siendo preciso, para su abono, la justificación mediante facturas de los gastos mencionados.
  • El Contratista, en un plazo máximo de 48 horas, a partir de la finalización de la jornada laboral, deberá presentar a la firma del supervisor de la Propiedad, el parte de trabajo realizado, no abonándose parte cuya presentación exceda al mencionado plazo.
  • Para toda la maquinaria solicitada no existente en la obra, se abonarán los trabajos de ida y vuelta al lugar de origen de la misma, siendo su coste en régimen de alquiler del 1,5% del valor de la máquina para menos de 15 días de utilización por jornada de 10 horas, en caso contrario el coste será del 1%. En el caso de que existiese en la obra pero su alquiler no estuviera en el cuadro de precios, éste será del 0,8% por jornada de 10 horas.
  • Se considerará incluido en el precio de la maquinaria, los lubricantes, los carburantes, energía, repuestos, revisiones y reparaciones que aseguren el perfecto rendimiento en el tiempo que su utilización ha sido requerida. Asimismo se considerará incluido en el precio horario de la maquinaría todos aquellos accesorios y materiales no pertenecientes a la misma pero necesarios para su perfecto funcionamiento, tales como cables, mangueras, etc. En el coste horario de la maquinaria no se incluyen los jornales correspondientes al personal que las maneja.
  • Los pequeños materiales que se hayan de emplear en trabajos por administración y cuyo precio no esté recogido en el contrato, se abonarán sobre la factura un incremento del 10% en concepto de gastos de gestión.
  • En el caso de que el Contratista necesitase maquinaria de la Propiedad, ésta se la alquilará, siempre sea posible, en el mismo régimen económico que el descrito.
  • A efectos prácticos, la Propiedad suele prestar poca atención a los Precios por Administración, ni durante la fase de aclaración de ofertas, ni durante las negociaciones finales y ni durante la confección del contrato. La razón de ello es que piensa que durante la ejecución, el alcance de suministro está tan bien amarrado que no piensa que se va a tener que recurrir al trabajo por administración. Para el Contratista, la visión es la contraria, espera sacar buenos ingresos con este tipo de trabajos, por lo que a una oferta barata le suele acompañar unos precios por administración elevados. La realidad es que la Propiedad huye de asignar al Contratista trabajos por administración, con la convicción de que saldrán caros, y que, el Contratista, buscará conseguir el mayor trabajo posible de esta naturaleza. Unos buenos precios por administración facilitarán el desarrollo de los trabajos, por eso, de alguna manera deben de ser tenidos en cuenta durante el concurso y la contratación.

Merece la pena hacer notar que en los trabajos de supervisión, asesoramiento, consultoría e ingeniería, en el aspecto de trabajos fuera de las sedes de las empresas, deben aclararse con precisión todos los términos que hemos mencionado detalladamente para los trabajos de administración (gastos justificados de manutención y de transporte, horarios, etc.).

10.6.6.- Subcontratación y gestión de compra en contratos de obras de asesoría, de supervisión y de ingeniería:

 

  • Cuando no existan precios unitarios para unas determinadas unidades de obra o trabajos y se autorice al Contratista a subcontratar estas partidas, se abonará, sobre el presupuesto de subcontratación un 15% en concepto de gastos de contrata, independientemente del porcentaje considerado para la elaboración de los cuadros de precios.
  • Se entiende por gestión de compra la totalidad de las operaciones a realizar por el Contratista para suministrar a la Propiedad un determinado material, desde el momento en que recibe la nota de encargo hasta que los pone a disposición de la Propiedad.
  • Cuando la Propiedad encomienda al Contratista una gestión de compra de materiales con un coste en factura superior a una cierta cantidad fijada en las Condiciones Particulares, se abonará un porcentaje del 7% en concepto de gastos de gestión. Si es inferior a la referida cantidad el porcentaje se elevará al 10%.

10.6.7.- Precios contradictorios:

  • En el caso de que la Propiedad juzgase conveniente realizar algún trabajo, unidad o unidades de obra cuyo precio no esté previsto en el contrato, se llegará a un acuerdo entre ella y el Contratista. Los nuevos precios serán confeccionados con la misma descomposición que figure en el cuadro de precios contractual basándose para su definición, en principio, en unidades análogas o parecidas que existan en el mencionado cuadro de precios, y con el supuesto de que ninguna unidad debe tener un coste superior a otras semejantes de mayor trabajo.
  • En los nuevos precios vendrán actualizados la mano de obra y materiales con los índices, publicados por los organismos de la administración, que les afecte. El Contratista deberá dejar constancia escrita de los índices empleados en el cálculo de actualización.
  • La Propiedad podrá exigir, para ser aprobado, la presentación de los documentos necesarios que justifiquen la descomposición del precio contradictorio ofertado por el Contratista.
  • La negociación de los precios contradictorios será independiente de la ejecución de la unidad que se trate, viniendo obligado el Contratista a ejecutarla inmediatamente después de haber recibido la orden de realización correspondiente.

10.6.8.- Acopios en la obra:

  • La Propiedad podrá acceder a la solicitud del Contratista, previo estudio del caso, de abonar hasta un 80% del valor del material acopiado en obra destinado a la construcción. Para la certificación de las cantidades correspondientes, será condición indispensable la existencia de un albarán justificativo, fechado a la entrada en la obra y aprobado por la Dirección de obra de la Propiedad.
  • Si el Contratista aceptase el abono de cantidades a buena cuenta en concepto de acopios, estos será abonados a los precios ofertados actualizados con el índice de revisión correspondiente al mes en que se produce el acopio. Este abono se realizará en dos pagos, el 80% en el momento de realizarse el acopio y el 20% restante en el momento en que dicho material es incorporado a la obra realizada y certificable.

10.6.9.- Partidas alzadas:

 

  • Se define como una partida alzada de construcción y montaje aquella cuyo abono, debido a alguna causa que a continuación se citan, se haya contratado a precio fijo independiente de los acopios y mediciones que resulten, a saber:
  • Diseño totalmente definido.
  • Imposibilidad de medición exacta.
  • Acuerdo expreso entre las partes.

Dichas partidas se revisarán de acuerdo con la fórmula de revisión del contrato para todo el suministro, si los trabajos de obra son una parte más de él, o, con el mismo criterio fijado para la revisión de los precios contradictorios, si solo existe el suministro de obra en el contrato.

10.6.10.- Paradas de obra:

 

  • Si como consecuencia de causas imputables a la Propiedad, el Contratista tuviera que paralizar, durante un prolongado periodo de tiempo, en todo o en parte la realización de los trabajos contratados, la Propiedad se hará cargo del personal y maquinaria de acuerdo con lo que se indica seguidamente:
    • Inmediatamente de producida la parada, el Contratista remitirá a la Propiedad relación nominal de personal, indicando categorías, que pone a su disposición. La Propiedad dispondrá del citado personal en la forma que estime oportuna, abonándoles como si fuera en régimen de administración.
    • De la misma forma que para el personal, se procederá para la maquinaria afectada, sin incluir aquella cuya utilización no sea continua. El abono de esta maquinaria se efectuará en régimen de administración y al 30% de su precio horario, salvo que la Propiedad decida la utilización de las mismas.
    • Si la parada de obra se estima de larga duración, por ejemplo por verse la obra afectada por la necesidad de ocupar unos terrenos sometidos a un expediente normal de expropiación, la Propiedad podrá negociar una retirada, total o parcial, de la obra del Contratista y una compensación económica basada en una revisión de precios de las unidades de obra o partidas de los cuadros de precios que  retrasan su ejecución. La compensación económica será considerada como una modificación contractual.
  • A efectos prácticos, la alternativa de retirada total de la obra solo debe aceptarse con los compromisos de no retirada de los acopios ya realizados y de su mantenimiento en unas condiciones óptimas como para poder garantizar los términos contractuales acordados para el suministro.

10.6.11.- Servicios por otros y gastos generales de obra:

 urbanizacion-obra

  • Los servicios por otros en una obra serán, fundamentalmente, la energía eléctrica y el agua consumida por el Contratista. En casos de montaje también lo será el aire comprimido de servicio.
  • La Propiedad, desde sus propias redes en baja tensión, suministrará, al precio que se indique en las Condiciones Particulares, el consumo de los kwh que tenga el Contratista en la obra. Será por cuenta del Contratista la instalación y conservación del equipo de medida y red de suministros desde el lugar que se indique en las Condiciones Particulares. De igual manera se actuará respecto a la conexión y consumo del m3 de agua y aire que precise el Contratista. Los cargos obtenidos por consumo de agua, aire y electricidad, se descontarán de las certificaciones mensuales.
  • Se entienden como gastos generales propios del Contratista, aquellos de cualquier clase ocasionados por la comprobación del replanteo en la obra, los ensayos de materiales y pruebas de los mismos, los de montaje y retirada de las construcciones auxiliares, oficinas, almacenes y cobertizos pertenecientes al Contratista, los correspondientes a los caminos de servicio propios, etc.. También se incluyen como gastos a cargo del Contratista todos los materiales de seguridad y herramientas a utilizar por el personal.
  • Sera asimismo por cuenta del Contratista los gastos que ocasionen la protección y conservación en perfecto estado de limpieza, uso, funcionamiento, seguridad e higiene, los materiales, equipos y herramientas, los caminos y las instalaciones de la propia obra, así como los gastos ocasionados por la retirada del tajo de obra de los desperdicios y basuras, de los materiales rechazados y los que ocasione las pruebas, ensayos, reconocimiento y corrección de las deficiencias percibidas en ellas.
  • En los casos de rescisión de contrato, por causa imputable al Contratista, será por su cuenta los gastos de jornales y materiales ocasionados por la liquidación de la obra, de las actas notariales y cualquier otro que tuviera lugar.
  • Los gastos ocasionados por la aplicación del plan de prevención de riesgos y seguridad y los de ordenación de la obra, se repartirán proporcionalmente entre las empresas participantes en la obra. Estos gastos serán deducidos en Certificación.
  • A efectos prácticos, cuando sean obras pequeñas y disponga de estos servicios, la Propiedad suministrará, sin cargo alguno, lo que signifique el consumo de electricidad, agua y aire.

10.6.12.- Plazo de entrega para suministros en general:

  • Se consideran como plazos contractuales de entrega los incluidos por el Contratista en su oferta, aceptados por la Propiedad e incluido en el contrato dentro de la cláusula de Programa de Suministro.
  • Los plazos contractuales de entrega están señalados habida cuenta de los inconvenientes y contingencias técnicas que puedan surgir durante las diferentes fases del proyecto, tanto en lo que es propio del Contratista como en lo que se refiere a sus colaboradores o auxiliares de toda índole y las posibles interferencias con otros Contratistas.
  • Los plazos contractuales se consideran improrrogables salvo en caso de fuerza mayor, considerándose exclusivamente como tales los siguientes:
    • Incendios de tipo catastrófico en las instalaciones del Contratista.
    • Daños causados por terremotos, maremotos, inundaciones y, en general, por fenómenos naturales de tipo catastrófico cuando así sean considerados oficialmente.
    • Destrozos ocasionados violentamente a mano armado en tiempo de guerra, sediciones populares o robos tumultuosos.
    • Conflictos colectivos y “lock-out”.
    • Cualquier otra causa de efectos análogos, previo acuerdo en Consejo de Ministros.

En todo caso se concederá una ampliación del plazo de entrega que se determinará en base al Programa de Suministro y que nunca será superior a la interrupción motivada por la fuerza mayor.

  • La Propiedad podrá ignorar los beneficios señalados en favor del Contratista en el apartado anterior, si éste no informa de la aparición o existencia del suceso o causa inmediatamente después de que hayan ocurrido y en ningún caso más tarde de 10 días naturales después de haber sucesivo. La comunicación se remitirá por carta certificada y en ella se indicará claramente justificada la repercusión posible del suceso, al objeto que la Propiedad pueda tomar las medidas apropiadas para aminorar todo posible perjuicio. El procedimiento descrito aplicará también para informar a la Propiedad de la normalización de la situación.
  • El hecho de la entrega que fijara la fecha de la misma ocurrirá cuando el objeto del suministro, en su totalidad, completamente terminado y en los términos acordados, sea puesto a disposición de la Propiedad.

10.6.13.- Plazos de ejecución y entrega para obras:

  • Dentro de los procedimientos previstos por la Propiedad para controlar el desarrollo del proyecto, se incluye un Plan Básico con actividades de amplio alcance, que cubren la totalidad del proyecto.
  • La Propiedad, como último responsable del conjunto del proyecto, utilizará, a su completa discreción, el plan Básico del Proyecto, para establecer objetivos a cumplir por las distintas organizaciones participantes en el desarrollo de los trabajos, tanto antes como durante la ejecución de los mismos.
  • Tomando como base los objetivos establecidos a partir del Plan Básico, el Contratista elaborará los programas desarrollados en que estén representados, en actividades de corto alcance, la totalidad de las que correspondan a los trabajos contratados.
  • Los plazos podrán ser objeto de modificación cuando la Propiedad, por exigencias del proyecto, así lo considere y siempre que cualquier disposición del mismo afecte a las fechas propuestas de ejecución del programa del Contratista.
  • La justificación del retraso de una determinada actividad o actividades no implicará, de manera automática, justificación de retraso en las fechas de terminación para las que figuren como siguientes, de acuerdo con el Programa desarrollado del Contratista, siempre que no resulte afectado el camino crítico.
  • En el caso de aceptación por la Propiedad de un retraso del Contratista, siguiendo estrictamente las instrucciones que recibiera de la Propiedad, procederá a revisar dicho programa, manteniendo los objetivos establecidos de acuerdo con el Plan Básico, salvo que la Propiedad decidiese modificarlos.

10.6.14.- Penalidad por retraso en la entrega:

  • En un suministro general, para cada una de las partidas del cuadro de precios y sobre el precio en él definido, el Contratista incurrirá en una penalidad del 0,7% del importe de ese precio por cada 15 días naturales de retraso sobre la fecha contractual de entrega de la totalidad de la partida, definida en el Programa de suministro. Los periodos de 15 días citados para la aplicación de la penalidad se consideran que son vencidos, es decir no se aplicará penalidad para periodos menores de 15 días.
  • El límite o tope de penalidad será del 5% del total del precio inicial contratado, pudiéndose alcanzar este tope tanto por penalidad sobre una sola partida como por la suma de diferentes partidas, no rebasándose en ningún caso dicho límite. Para obtener los valores de penalidad no se tendrán en cuenta ni las revisiones de precios y ni las modificaciones contractuales.
  • La liquidación de las penalidades se hará en el momento de los distintos pagos finales por entrega de cada partida, deduciéndose de las facturas correspondientes la penalidad si la hubiere.
  • La penalidad se aplicará en todos los casos que corresponda, independientemente de que el retraso en la entrega influya o no en la fecha de arranque del conjunto de la instalación, ya que se supone que los inconvenientes y perjuicios que provoca son mayores que el tope de penalidad
  • A efectos prácticos, las condiciones de penalidad indicadas solo aplican a suministros pequeños de equipos y materiales que formarán parte de una gran instalación. Cuando se refiera a suministros de plantas completas, el tope de penalidad debe de abarcar todo el lucro cesante que provocaría el retraso, por lo que el 5% de tope no tiene sentido en estos casos.

10.6.15.- Primas y penalizaciones en grandes obras:

  • El Contratista está obligado a ajustar el ritmo de desarrollo de sus trabajos al programa del contrato.
  • El cumplimiento de las fechas establecidas como objetivos o hitos, estará asociados al correspondiente sistema de primas y penalizaciones fijado en las Condiciones Particulares.
  • El cumplimiento de algunos o de la totalidad de los programas mensuales que debe de preparar el Contratista y aceptarlo la Propiedad, así como algunos sucesos aislados de los mismos, podrá quedar asociado a un sistema de primas y penalizaciones, en los casos que estime la Propiedad y de conformidad con lo establecido en las Condiciones Particulares, previo acuerdo con el Contratista. Las cuantías que en cada caso se acuerde para establecer como base para la aplicación de primas y penalizaciones asociadas a programas mensuales, se corresponderá en general a un porcentaje sobre el total de obra a certificar en ese mes, similar al que resulte de las condiciones establecidas para el total del contrato. Las cantidades que en concepto de primas y penalizaciones vayan siendo asociadas por la Propiedad al cumplimiento de los programas mensuales, podrán ser deducidas, previo acuerdo con el Contratista, de las establecidas inicialmente para garantizar el cumplimiento de los correspondientes objetivos.
  • Entrando en el detalle de lo antedicho, durante la ejecución del contrato se establecerá un sistema de primas y penalizaciones asociadas al cumplimiento, por el Contratista, de las fechas correspondientes a las definidas en los siguientes apartados:
    • A) Fechas de los hitos u objetivos que se establezcan, de acuerdo con el programa, antes de la firma del contrato y definidos en el cuadro de primas y penalizaciones.
    • B) Fechas de determinados Grupos de Sucesos que deben tener lugar de conformidad con el programa mensual definido por el Contratista y aprobado por la Propiedad.
    • C) Fechas de determinados Sucesos Aislados que deben de tener lugar según el programa mensual, siendo estas fechas intermedias dentro de dicho programa definido por el Contratista y aceptado por la Propiedad.
  • La asociación de las primas y penalizaciones para los caso B) y C) no se realizará de manera sistemática. En la decisión a este respecto, la Propiedad tendrá en cuenta para ello el desarrollo general de la obra, necesidades de coordinación con otras fases y contratistas, y, finalmente, la trascendencia e importancia del cumplimiento de determinados programas mensuales y sucesos específicos.
  • En relación con lo anteriormente indicado, se usará la terminología de Fecha Final Normal, Final Programada y Final Tope, aplicables a los apartados A), B) y C). Fijando para cada caso los periodos de tiempo en días naturales en que proporcionalmente disminuye la prima hasta anularse, es anulada, o entra en penalización incrementándose hasta su tope.
  • Así como las fechas final normal, programada y tope, al igual que las cuantías sobre primas y penalizaciones del programa de hitos se fijan antes del contrato y quedan definidos en el cuadro de primas y penalizaciones, no sucede así para los apartados B) y C) que se definirán durante el transcurso de la fase de la obra, tanto en sus fechas como en sus cuantías.
  • En el cuadro de primas y penalizaciones figurarán, para cada hito u objetivo ,la cuantía que llevará asociado en concepto de prima, llamándose Prima de Objetivo.
  • Como criterio general a todos los programas mencionados para los tipos de fechas A), B), C), las penalizaciones aumentarán, proporcionalmente hasta un máximo de dos veces el valor de la prima estipulada, si se llegase a la fecha final tope, o se fijará una cuantía diaria a cada objetivo en la Condiciones Particulares.
  • Cuando en el desarrollo de la fase de obra se establecieran primas y penalizaciones en algunos sucesos o en la totalidad de los programas mensuales, la cuantía de las mismas se podrá deducir, previo acuerdo con el Contratista, de las fijadas en el cuadro de primas y penalizaciones del programa de objetivos.
  • A todos los efectos, en el cálculo de fechas se aplicarán las correspondientes a días naturales.
  • Las cantidades que deriven de las primas y penalizaciones serán incluidos en la certificación siguiente al mes en que hayan producido, abonándose o deduciéndose según concepto del total certificado.
  • Sobre las cantidades estipuladas en concepto de primas y penalizaciones, no tendrá repercusión alguna la revisión de precios para obtener los valores nuevos incrementados.
  • Si se produjese retraso en el cumplimiento de alguna fecha final tope en cualquier tipo de programa, se aplicará al Contratista una penalización acumulada en base a una cantidad y periodo de tiempo determinado según caso por la Propiedad, hasta un máximo del 10% del presupuesto del contrato. En ningún caso, la diferencia entre penalizaciones y primas podrá superar el 10% del presupuesto total del contrato.
  • A efectos prácticos, no es normal en obras habituales y normales aplicar un sistema de primas y penalizaciones. En obras críticas y complicadas, en cuanto a coordinación de interfaces y entre diferentes Contratistas, se emplea el sistema de primas y penalizaciones  para la consecución de hitos u objetivos. Mucho más raro es aplicar el sistema de primas y penalizaciones para activación de programas mensuales. A veces, es más práctico y eficiente ligar el cumplimiento de los hitos principales del trabajo a los pagos previstos, de tal forma que la Propiedad podrá, en vez de penalizar por incumplimiento de una fecha, retrasar el pago siguiente y posteriores hasta el cumplimiento del hito.

iza

10.6.16.- Modificaciones contractuales de suministros y obras:

  • Se entiende expresamente en el objeto del contrato el suministro de, además de los elementos especificados, todos aquellos otros que a lo largo de las diferentes fases (ingeniería, fabricación, construcción, montaje, etc.), previo un detenido examen y estudio por las partes, pueden ser considerado como necesarios por la Propiedad para el correcto y completo funcionamiento de los elementos básicos suministrados.
  • La Propiedad o sus representantes podrán señalar al Contratista, durante la ejecución del contrato, la conveniencia de verificar ciertas variaciones siempre que no se altere la esencia del contrato. Si cualquiera de las sugerencias realizadas pudieran, en opinión del Contratista, impedir el cumplimiento de las obligaciones y garantías contractuales, lo notificará por escrito a la Propiedad y ésta decidirá si las mismas deben de llevarse a cabo o no. Si la Propiedad impone sus sugerencias, las obligaciones del Contratista así como sus garantías serán modificadas de acuerdo con las instrucciones dadas.
  • Las diferencias de coste, si existiese, ocasionada por alguna de tales variaciones, será añadida o deducida del precio del contrato, según proceda. En los contratos de ejecución de obras y montajes, todas las modificaciones que la Propiedad juzgue oportuno realizar, serán obligatorias para el Contratista, quien deberá ejecutar esos trabajos a los precios correspondientes incluidos en el cuadro de precios del contrato.
  • Siempre que el presupuesto de una fase de obra totalmente ejecutada, a los precios del contrato, no sea inferior en más de un 20% al presupuesto adjudicado, el Contratista no tendrá derecho a ninguna variación en los precios ni a indemnización alguna. Si fuese más del 20%, en este caso, el Contratista tendrá derecho a una indemnización del 7% de la diferencia existente entre la certificación total y el 80% del presupuesto de adjudicación citado. No habrá indemnización de ningún tipo si la certificación total rebasa el presupuesto de adjudicación.
  • A efectos prácticos, la existencia de una modificación contractual implica un error de gestión, ya que se producen por defectos de diseño, defectos de definición de alcance de suministro o defectos en el estudio y clarificación de las ofertas. Una modificación contractual implica un mayor coste, ya que obliga a contratar con el Contratista sin la competencia de un concurso previo. Si existe una buena gestión, aquellos temas que pueden, sin estar seguro de ello, convertirse en un suplemento en el alcance, se solucionan con el planteamiento, a la hora de contratar, de una opción de suministro al precio competitivo del concurso.
  • Por lo que se refiere a las modificaciones contractuales en los contratos de obra no son problema ya que se realizarán a los precios unitarios del concurso realizado. Quizás un mayor alcance en las mediciones que las que figuran en el contrato puede significar una reclamación del Contratista. Para solucionarlo, la legislación vigente para contratos con las Administraciones Públicas, limita en el 20% por encima o por debajo del valor del contrato que, caso de producirse, permite que el Contratista tenga derecho a resolver el Contrato.
  • A efectos prácticos, las modificaciones contractuales son el resultado de un alcance contratado menor que el que se necesitaría. Por ello y para evitarlo, se ha recomendado, en este libro, definir el alcance de suministro lo más completo posible, aunque siempre advirtiendo que no tendrá carácter limitativo de exclusión la sola enumeración de los sistemas, equipos y componentes que se citen.  Es buena práctica iniciar siempre la relación de alcance para cada sistema con la palabra “incluso” y terminarla con “etc.”. La tabla de doble entrada, a la que nos hemos también referido, cierra mucho mejor el alcance que una relación simple de elementos físicos. Por último, la definición del alcance se debe de hacer empezando con el objetivo funcional del suministro, de esta forma se consigue complementar, de manera indirecta, con todo lo que se necesite hasta que conseguirlo. El ejemplo de una planta, comprada teniendo que producir una cantidad determinada, con una disponibilidad determinada y con un rendimiento determinado, significa que, si se necesitan equipos adicionales, hasta conseguir los parámetros comprometidos, se tendrán que suministrar sin coste adicional alguno.

10.6.17.- Garantías económicas y financieras:

  • Ante posibles situaciones adversas para el Contratista o en el caso de un suministro notablemente superior a su capacidad financiera, la Propiedad podrá exigir una garantía financiera y económica establecido por un tercero a favor del Contratista y aceptable para la Propiedad. Esta Garantía podrá ser sustituida, previa aprobación de la Propiedad, por una inspección, con informe confidencial, de la situación financiera y económica, a cargo de una firma especializada propuesta y a cargo del Contratista y aprobado por la Propiedad.
  • A efectos prácticos, las Administraciones Públicas, para evitar las mencionadas auditorías económicas y financieras, exigen que, para poder ofertar, precisan estar clasificados como capacitado, dentro de un Registro público y, además, tienen que presentar una garantía previa a la presentación de las ofertas que responda de la seriedad de la propuesta. Las auditorías de empresas para informar de su capacidad en los concursos es algo inusual en el campo de las empresas privadas.

10.6.18.- Retenciones y fianzas:

  • De la primera o de todas las facturas, en el caso de suministro, y de cada pago que se haga al Contratista, en el caso de ejecución de obras, se retendrá hasta el 10% del importe total del contrato con destino a formar un fondo de garantía para la buena ejecución del suministro y del cumplimiento del contrato. Las mencionadas cantidades, a petición del Contratista y a su costa, podrán ser sustituidos por avales bancarios de las mismas características que los ya descritos para garantizar el suministro durante el periodo de garantía.

 

Advertisements

CONDICIONES LEGALES CONTRACTUALES Y SUS ASPECTOS PRACTICOS

10.5.-  Condiciones legales contractuales y sus aspectos prácticos:

Las condiciones legales, que complementan a las expresadas de forma concreta en el Contrato y en las Condiciones Particulares de suministro, se incluirán en la documentación contractual complementaria (Condiciones Generales) y podrían ser las siguientes, ya que son las habituales en la mayoría de las empresas, con ligeros matices:

10.5.1.- Subcontrataciones y cesiones contractuales:

  • El Contratista no podrá subcontratar ninguna parte del suministro sin la aprobación previa y escrita de la Propiedad. A estos efectos, la adquisición de materiales de consumo y elementos normales de difusión comercial no se considerarán como subcontratos.
  • El Contratista que desee subcontratar parte de su alcance, solicitará la aprobación por escrito a la Dirección del Proyecto de la Propiedad, acompañando la siguiente información: objeto del subcontrato, el nombre y razón social, domicilio, condiciones y referencias de trabajos análogos y el control de calidad que realizará. La Dirección del Proyecto de la Propiedad autorizará expresamente la subcontratación.
  • El total de subcontratos no podrá superar, en ningún caso, al 30% del presupuesto ofertado, ni comprender la totalidad de una parte esencial del suministro, salvo que sea aceptado expresamente en el contrato.
  • Los posibles colaboradores o subcontratistas serán considerados, a todos los efectos por la Propiedad, como parte del propio Contratista, sin que puede existir, en ningún momento, relación alguna, de cualquier género, directa o indirecta, entre la Propiedad y dichos colaboradores o subcontratistas. Los trabajos realizados por el subcontratista serán considerados de responsabilidad del Contratista, en cuanto a plazos, coste y calidad, cumpliendo en todo momento con los requisitos establecidos en el contrato
  • El Contratista no podrá asignar, ceder o transferir el contrato ni ninguno de los derechos y obligaciones nacidos del mismo sin la aprobación previa y escrita de la Propiedad. En el caso de que no lo haga así el Contratista, no surtirá efecto alguno y será nula la cesión o subcontratación total o parcial del alcance del Contrato.
  • En la práctica, no suele atenerse ni el Contratista ni la Propiedad a las condiciones legales de tipo general que hemos descrito y que suelen formar parte de la documentación contractual en las denominadas Condiciones Generales. Para el Contratista, el someter a la aprobación de la Propiedad una subcontratación significa, en el mejor de los casos, una pérdida de tiempo y, en el peor de los casos, subcontratar más caro o a una empresa políticamente poco conveniente. Para la Propiedad, el cambiar la voluntad de un Contratista puede ser causa formal para que pueda, posteriormente, ser justificación de un retraso o de una solicitud de sobrecoste. La forma más práctica de solventar este tema debe ser incluir, en el contrato, un anejo de suministradores potenciales admisibles. De cualquier forma, si realmente interesa políticamente a la Propiedad un subcontratista, debe de fomentarse la unión, en forma de subcontratista o en forma de unión empresarial, antes de presentarse la oferta, garantizando el concurso que el componente político no afecte al precio.
  • Respecto a la limitación a no más de un 30% el total de subcontratos para un suministro es demasiado rígido, dependerá de cada caso particular, aunque como filosofía, que trata de evitar las figuras de puro intermediario, es sana y eficaz para la Propiedad, se trata de impedir la mala imagen de lo que, en términos populares, se denomina como “solo poner el cazo”. En las administraciones públicas españolas, la cifra del total de subcontratos se eleva a un máximo del 50%.

10.5.2.- Garantías:

  • El Contratista garantiza a la Propiedad la entrega de la totalidad de bienes y servicios descritos en el contrato como alcance de suministro. La garantía se refiere a la bondad de la concepción, al desarrollo del diseño y cálculos, a la calidad de la fabricación, a la bondad, eficacia y adecuación de los materiales empleados, al cumplimiento de todos los parámetros de equipo definidos en el contrato, a la bondad de los trabajos realizados y al cumplimiento con la documentación contractual y con las órdenes dadas por la Propiedad, a que los trabajos de construcción y montaje son ejecutados de forma ordenada y eficiente, por personal calificado, coordinado con otras fases de la construcción, del montaje y con otras fases del proyecto.
  • El Contratista garantiza que los servicios, materiales, bienes o equipos, de cualquier naturaleza, incluidos en el alcance del contrato:
  1. Están conforme a las especificaciones, planos, normas, muestras u otra descripción establecida que le sean aplicable.
  2. Están libres de defectos de mano de obra, materiales y fabricación.
  3. Son adecuados al fin que se destinan.
  4. Son de la calidad exigida.
  5. Son conformes y cumplen en su caso las condiciones y requisitos de cualquier índole impuesta por la Ley y Reglamentos.
  • Si durante el periodo de pruebas y primera época de operación de la planta se comprueba que el equipo suministrado no cumple los parámetros o características especificadas por la Propiedad en sus especificaciones técnicas y garantizados por el Contratista en su oferta, éste procederá a la mayor urgencia posible a las necesarias reparaciones o modificaciones hasta alcanzar los valores garantizados. Todos los gastos de personal, materiales y medios serán por cuenta del Contratista.
  • El Contratista garantizará que los suministros incluidos en el alcance están libres de gravámenes y cargas a favor de terceras partes no declaradas o conocidas por la Propiedad.
  • El Contratista eximirá e indemnizará a la Propiedad de cualquier falta de cumplimiento de sus obligaciones contractuales con sus proveedores, subcontratistas, empleados, agentes o cualquier persona física o jurídica con quien haya contraído un compromiso de cualquier naturaleza que este sea.
  • El Contratista garantiza la entrega de la totalidad de los bienes y servicios descritos en el contrato como alcance del mismo.
  • El Contratista garantiza la totalidad del suministro y trabajos objeto del contrato sin distinción de su origen, cubriendo bajo el mismo concepto y extensión de garantía los servicios y bienes producidos por él y por sus subcontratistas, asociados y colaboradores. Con el fin de facilitar esta garantía, el Contratista cuidará en relación con sus subcontratistas y proveedores los siguientes aspectos:

A)- Coordinación y seguimiento del suministro y obra.

B)-Vigilancia de la fabricación y de la ejecución de los trabajos, que deberán realizarse de acuerdo con los requisitos del contrato y las propias normas del Contratista en todos los talleres y tajos de obra.

C)- Realización de pruebas, controles y verificación de acuerdo con los documentos de ingeniería de todas las fases del proyecto.

D)-Recepción y selección de materiales y trabajos.

E)-Cualesquiera otros precisos para la consecución del fin que se trata.

  • En todo caso, el Contratista garantizará que el material, equipo o planta completa, está libre de defecto, de diseño de materiales, mano de obra, fabricación y funcionamiento por un periodo de 24 meses a partir de la entrega certificada por el acta de Recepción Provisional. En el caso de corresponder a una obra de construcción o montaje solamente, el periodo de garantía cubrirá solamente 12 meses a partir del Acta de Recepción Provisional.
  • Como consecuencia de la garantía, el Contratista se compromete a reemplazar, sustituir, ejecutar o modificar, sin coste alguno para la Propiedad (incluidos todos los gastos que se produzcan por desmontajes y montajes, compra, transporte, seguros, fletes, etc.), durante el plazo de garantía cualesquiera de las partes del suministro que presenten vicios o defectos de fabricación, concepción o incumplimiento con los parámetros de definición. La garantía no cubrirá defectos ocasionados por el mal uso dado por la Propiedad. Las piezas, equipos y componentes reparados, sustituidos, ejecutados o modificados satisfactoriamente, como consecuencia de la garantía, volverán a contar, a partir de ese momento, de un periodo nuevo de garantía de 12 meses.
  • En el caso que el Contratista no cumpliese con sus obligaciones de reparar, modificar, sustituir o ejecutar, tal como se ha definido anteriormente y para una parte defectuosa o inútil, la Propiedad podrá efectuar la reparación de que se trate, incluyendo la compra de materiales, y pasar los cargos que se originen al Contratista.
  • La revisión y aprobación de la documentación del proyecto y de las inspecciones y pruebas, por parte de la Propiedad o sus representantes (incluyendo la empresa de ingeniería) y la participación en discusiones con el Contratista o sus subcontratistas, no le excusarán de las obligaciones de Garantía ni significarán liberación ni reparto de la responsabilidad que conlleva.
  • El periodo de garantía finalizará con la emisión y firma del Acta de Recepción Definitiva. Mientras esto no ocurra se mantendrá vigente o una retención dineraria o un aval bancario equivalente por la cantidad y condiciones que se fije en el contrato.
  • A efectos prácticos, la garantía no presenta mayores problemas de aplicación cuando se trata de garantizar suministros correspondientes a situaciones de experiencia previa abundante, en el que la aparición de riesgos de contingencias de proceso son mínimos. No obstante, si se trata de la compra de prototipos o en donde se piensa emplear, por primera vez, una nueva clase de materia prima, el riesgo de aparición, de forma importante, de las denominadas contingencias de proceso es muy elevado. En ese caso, la solución puede venir por el camino de fijar un largo periodo de garantía unido a contratar el suministro con una empresa de prestigio y renombre que, en caso de desatención, se juegue algo más (fama y otros contratos) que el valor de un aval. Otra forma de solventar este tipo de situaciones es la de contratar, además del suministro, la operación y el mantenimiento de los primeros años. De cualquier manera, en el caso de contratar un suministro con procesos sin experiencia previa, a pesar de tener un Contratista que responda independientemente de las garantías, siempre, para la Propiedad, existirá la contingencia del impacto sobre la operación comercial, por las paradas o pérdidas de producción originadas para la resolución de problemas
  • En el caso de suministros sin riesgos en cuanto al proceso, un asunto que suele plantearse frecuentemente, ante el fallo de un equipo o componente, es la tendencia habitual del Contratista o subcontratista a reparar el fallo, en vez de ir hacia el cambio por un componente nuevo, previa revisión de diseño. La Propiedad debe estar atento a estos fallos y no liberar la responsabilidad del Contratista mientras no se hayan clarificado las causas y se haya dado la solución adecuada.
  • En el caso de suministros de plantas, sistemas, equipos y componentes, el plazo de garantía a solicitar suele ser de 24 meses. En obras de construcción y en servicios el plazo suele limitarse a 12 meses.
  • En el caso de suministro de servicios de ingeniería y consultoría, la garantía solo obliga a repetir el trabajo, no responsabiliza de las consecuencias de su prestación salvo que incluya, además, suministro de componentes y equipos según el diseño realizado.
  • Dentro de un suministro, ciertos componentes pueden tener una vida mucho menor que el resto del equipo, por lo que su garantía debe cubrir todo este menor espacio de tiempo y asegurar una vida esencial para mantener los costes de producción. Si estos componentes pueden sufrir una rehabilitación y ser reusados, también la garantía debe de abarcar el número de veces que pueden ser reutilizados y la vida en esas situaciones.
  • Cuando la Propiedad o sus representantes revisan y aprueban la documentación, las pruebas o la ejecución, con ello no asumen responsabilidad propia del Contratista ni le eximen de las garantías contractuales ya que esta aprobación se refiere a la idoneidad de las inter-fases del suministro y en cuanto al cumplimiento con la documentación contractual y normativa vigente aplicable. Las órdenes dadas por la Dirección de la Obra tienen el mismo tratamiento que lo dicho, pero se prolongan más allá, al cubrir, además, las situaciones en las que no existe normativa aplicable.

10.5.3.- Patentes:

juicio 3

 

  • En el supuestos de cualquier reclamación contra la Propiedad por infracción de patentes relativas al suministro efectuado por el Contratista, sus subcontratistas, auxiliares y colaboradores de toda índole según el contrato, el Contratista indemnizará a la Propiedad de todos los gastos directos e indirectos por razón de tales reclamaciones, siempre y cuando se notifique, en forma inmediata, el hecho y se detalle de la pretensión que se inicia.
  • A la Propiedad le asistirá el derecho de señalar los abogados y procuradores que la representen o defiendan en los litigios o acciones legales acaecidos en esta materia y el Contratista atenderá a sus expensas todos y cada uno de los daños, perjuicios, gastos, pérdidas y reclamaciones solicitadas por el demandante, incluidos todos los derivados de acciones jurídicas de la Propiedad, sin posible repercusión en el precio convenido.
  • A efectos prácticos, no es habitual este tipo de reclamaciones y, si se producen, lo probable es que se produzca estando en operación comercial y, en esos momentos, no existe ningún aval que garantice la recuperación de los gastos que se deriven.

10.5.4.- Impuestos, tasas y cargas sociales:

juicio 5

  • Todos los tributos, arbitrios, impuestos, tasas y obligaciones análogas a que dé lugar el desarrollo del suministro, en todas sus fases, serán satisfechos por el Contratista por su propia cuenta y como parte del precio contractual establecido. Se exceptuarán tan solo el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) que se abonará por la Propiedad, si procediese y por una sola vez, sobre el precio convenido para el suministro.
  • Todos los aranceles, impuestos, derechos y gastos que puedan resultar de la importación de servicios, materiales, componentes o bienes terminados por parte del Contratista para cumplir para cumplir con los términos y alcance del contrato serán satisfecho por el propio Contratista como parte del precio contractual establecido.
  • Todos los impuestos, tasas, aranceles y demás gravámenes definidos en este epígrafe serán hechos efectivos por el Contratistas a las cuotas y tarifas vigentes en el momento de producirse el hecho tributable con independencia de los valores de dichas cuotas y tarifas en el momento de la oferta. Los posibles aumentos o reducciones no revertirán directamente sobre la Propiedad en ningún caso, admitiéndose solamente su posible influencia en los índices fijados para la revisión de precios en el caso de que así se hubiera establecido contractualmente y en la misma así se hubiese previsto.
  • Todas las posibles incidencias económicas que puedan derivarse de modificaciones de la actual Legislación serán de cuenta del Contratista y en ningún caso podrá revertir directamente sobre la Propiedad, admitiéndose solamente su posible influencia en los índices fijados para la revisión de precios en el caso de que esta se hubiera establecido contractualmente y en la misma así se hubiera previsto.
  • El Contratista se responsabiliza frente a la Propiedad del cumplimiento de sus obligaciones fiscales derivadas del desarrollo del contrato y especialmente de las relativas al Impuesto del Rendimiento del Trabajo Personal en base a las nóminas.
  • A efectos prácticos, a veces y de acuerdo con la legislación aplicable, le puede corresponder a la Propiedad los impuestos, aranceles y cualquier gasto oficial aplicable a despachos de aduanas derivados de importaciones no temporales. También le puede corresponder a la Propiedad los gastos oficiales correspondientes a la solicitud y obtención de las licencias de obra. En cualquier caso, a la Propiedad le corresponderá cumplir las obligaciones fiscales que legalmente le sean aplicable. En estos casos, aunque el pago le corresponderá a la Propiedad, la gestión para la consecución de la actividad oficial le corresponderá al Contratista, con el objeto de evitar la justificación de retrasos en la entrega.
  • Se debe acordar entre las partes la colaboración mutua para la aplicación de posibles exenciones o bonificaciones arancelarias y fiscales vigentes en cuanto a la construcción de la instalación como a su operación.

10.5.5.- Título de propiedad y riesgo de pérdida:

  • El título de propiedad y el riesgo de pérdidas de los equipos objeto del contrato pasarán a la Propiedad con la entrega de los equipos tal y como se establece en el apartado correspondiente, excepción hecha de los supuestos de garantía en los que el momento será el que según la misma le corresponda.
  • Una vez establecido el contrato, el Contratista se compromete a no hacer uso de materiales, componentes, o bienes completos integrantes del suministro con otra finalidad distinta del objeto del contrato. Dentro de esta obligación, el Contratista no podrá utilizar los materiales y componentes o bienes destinados a la Propiedad para otro comprador distinto o enajenar, hipotecar o utilizar los mismos para hacer frente a deudas o acciones legales emprendidas contra él. Lo establecido se aplicará con independencia de los estados de pagos y acopios y fabricación, sin que pueda alegarse, en ningún sentido, relación alguna entre ambas situaciones.
  • A efectos prácticos, la entrega es el momento clave de aceptación de la nueva instalación por parte de la Propiedad y fija el momento en que deberá contratar el seguro correspondiente. Para el Contratista, es el momento en el que se considera que ya ha cumplido en lo esencial y puede rescindir el seguro que mantiene vigente durante todo el desarrollo del contrato. No se debe apresurar la Propiedad en aceptar la instalación, a pesar de la presión del momento, ya que, oficialmente, significa el haber terminado, con éxito, incluso es un momento de gloria para la Dirección del Proyecto y el comienzo de la operación comercial e inicio del negocio. Para el Contratista, es el final de la responsabilidad y el cobro del último pago, por lo que presionará para superar rápidamente este momento. Para el personal de operación, significa el momento de asumir la responsabilidad sobre algo que puede ser problemático. En realidad un momento conflictivo y decisivo.
  • Respecto al compromiso de no usar para otros fines los materiales, equipos y componentes de la Propiedad es importante, ya que suele ser una circunstancia que ocurre alguna vez y puede ser muy dañino para cumplir el plazo de entrega. Ante situaciones de desviación de los equipos, para usos ajenos al proyecto, puede llegar hacer aconsejable retirarlos de los talleres del suministrador, aún sin estar terminados.

10.5.6.- Seguros, indemnizaciones y responsabilidades legales.

juicio 6

  • La cobertura del riesgo de pérdida sobre los bienes objeto del contrato se hará en dos etapas, claramente divididas por el momento en que tal y como hemos definido anteriormente, la Propiedad pasa a asumir el riesgo de pérdida. Hasta el momento de la entrega formal y automática asunción del riesgo por la Propiedad, el Contratista será único responsable de los daños que por toda causa, cualquiera que sea la procedencia, ocurran a los bienes objeto del suministro, y para la cobertura de los cuales deberá suscribir los correspondientes seguros, suficientes a juicio de la Propiedad.
  • Si el Contratista, directamente o por alguno de sus agentes o empleados, entrase en la zona de trabajo de la Propiedad, formalizará previamente los seguros oportunos, tomará las precauciones necesarias para evitar accidentes y daños personales o materiales que puedan afectar a cualquier persona o propiedad durante el proceso de trabajo objeto del contrato y eximirá a la Propiedad de toda pérdida o responsabilidad económica que se derive, directa o indirectamente, de los accidentes que puedan ocurrir por actos u omisiones del Contratista o de sus agentes o subcontratistas.
  • El Contratista, a su cargo y expensas, y por la cantidad necesaria, deberá procurarse los permisos, certificados y licencias que le sean precisos en virtud de la normativa vigente, del ámbito autonómico y del estado, y acuerda asimismo eximir a la Propiedad de toda responsabilidad y penalidades que pudieran serle impuestas en razón de cualquier violación comprobada, sospechosa o imputable de acuerdo con tales Normativas.
  • El Contratista se compromete a concertar a sus expensas, y por la cantidad necesaria, los seguros de responsabilidad civil por daños a terceros y de accidentes de trabajo necesarios para proteger a la Propiedad de los riesgos citados y de cualquier reclamación por incumplimiento de la normativa vigente. El Contratista enviará a la Propiedad copias de las Pólizas de Seguros, comprometiéndose a ampliar el alcance de las mismas, si en opinión de la Propiedad, se hiciera preciso.
  • El Contratista eximirá a la Propiedad de toda reclamación por muerte o accidente de sus propios empleados, así como de las planteadas por terceros relativas a daños personales, muerte o daños de propiedad que se produzcan o resulten de accidentes, acciones u omisiones del Contratista o de fallos de las Garantías.
  • A efectos prácticos, los seguros mencionados no suelen ser de nueva contratación para la Propiedad o para los Contratistas, suelen tener pólizas vigentes que se amplían cada vez que surge una nueva obra, suministro o planta en operación comercial.
  • Los seguros deberán cuantificarse por la cantidad máxima cubierta, según el precio total del contrato.
  • Las pólizas de seguro no limitarán las obligaciones y responsabilidades en virtud de las cláusulas de penalidades por retrasos o por limitaciones técnicas.

10.5.7.- Interpretación del contrato y arbitraje:

  • Tanto el Contratista como la Propiedad podrán solicitar, de la otra parte, las opiniones legales que consideren oportunas acerca de los términos del contrato.
  • Si en cualquier momento surgiera alguna cuestión, disputa o diferencia entre las partes en relación o conexión con el contrato, su aplicación o su interpretación, cada parte dará inmediata noticia por escrito a la otra de la existencia de tal cuestión, disputa o diferencia y si la misma no se resolviera amigablemente entre las partes, será sometido al arbitraje de equidad en los términos contenidos en la ley de arbitraje, sirviendo para ello la formalización del contrato como pacto preliminar.
  • El laudo de arbitraje será firme y obligatorio para las partes. Los gastos serán a discreción del árbitro, el cual podrá determinar el importe y forma de pago de los mismos.
  • Los trabajos no se interrumpirán durante el procedimiento de arbitraje.
  • A efectos prácticos, los pagos pendientes y el suministro por entregar suelen ser motivos suficientes para que no se planteen conflictos que se necesiten solventar fuera del marco de las relaciones amistosas entre empresas. A veces, el Contratista, para solventar una reclamación, en vez del arbitraje, ha acudido, por la vía del hecho, a la parada o ralentización de una obra o suministro, aunque esta fórmula no suele emplearse, ya que, la Propiedad, es un cliente no de una sola vez sino de, potencialmente, muchas.

10.5.8.- Publicidad:

 juicio 7

  • No se podrá hacer referencia, describir o utilizar como ilustración con fines publicitarios ninguno de los materiales, equipos y construcciones objeto del contrato sin previa autorización escrita de la Propiedad.
  • A efectos prácticos, la Propiedad no suele ser estricto en cuanto a oponerse a la publicación publicitaria, como referencia, de las obras ejecutadas, ya que también es publicidad indirecta para ella. El Contratista no va a jugársela haciendo publicidad que puede ser desmentida por la Propiedad y afectarle en futuros concursos. Resumiendo, ni suelen pedir permiso ni suelen oponerse las empresas a la publicidad.

10.5.9.- Leyes y Reglamentos:

 

  • La validez, interpretación y cumplimiento del contrato estarán de acuerdo con la normativa vigente. A ella se deberá ajustar el Contratista en todo lo que sea de aplicación tanto al contrato desde su formalización como a los materiales, componentes, equipos y trabajos objeto del mismo.
  • El Contratista deberá conocer y cumplir la Leyes, ordenanzas y demás disposiciones legales que puedan afectar de cualquier forma a las personas empleadas en el trabajo, al equipo y materiales que se utilice en la fabricación y construcción, a la forma de llevar a cabo estos, y, en general, al Contratista por su naturaleza.
  • La Propiedad hará repercutir sobre el Contratista cualquier cargo que pudiera derivarse por violación o incumplimiento, por el mismo, de la normativa vigente en general.
  • En particular, el Contratista queda obligado al cumplimiento de la legislación laboral y de la reglamentación nacional y autonómica pertinentes, así como de las disposiciones vigentes en materia de accidentes de trabajo, seguros sociales, seguridad en el trabajo y medicina de empresa, pudiendo, en todo momento, la Propiedad pedir que se acredite suficientemente todos estos extremos, así como la cobertura suficiente de los riesgos derivados de la circulación de vehículos a motor.
  • El Contratista deberá encargarse, a su debido tiempo, de tomar las medidas necesarias para asegurar de las autoridades con jurisdicción la aprobación de los diseños y de la ejecución de las pruebas de aceptación de los equipos y construcciones, incluyendo la prueba final.
  • En general, el Contratista deberá encargarse de todos los certificados, planos de construcción, pruebas e informes que se necesiten para obtener la aprobación de las autoridades en relación con la normativa vigente aplicable al contrato o al material, equipo y construcciones que constituyen su objeto.
  • Asimismo, deberá el Contratista observar las disposiciones legales en materia sanitaria, tomando las medidas precisas para evitar que se produzcan condiciones insalubres en el lugar de la obra y sus alrededores, según se indique en el Plan de Prevención de Riesgos Laborales.
  • El Contratista será el único responsable de las condiciones de seguridad durante los trabajos y estará en posesión de las acreditaciones para su personal en cuanto a que tienen suficientes conocimientos en seguridad para los trabajos encomendados, según se especifique en el Plan de Prevención de Riesgos.
  • En materia de admisión de personal, el Contratista deberá observar lo recogido el Plan de Prevención de Riesgos además de cuanto se determine en la reglamentación vigente de los servicios médicos de empresa, así como en aquellas otras dictadas para el reconocimiento médico en trabajos con riesgo de enfermedad profesional, si procede.
  • A efectos prácticos, las relaciones con las Autoridades deben ser mantenidas, para las autorizaciones correspondientes, por la Propiedad, ya que los intereses, a largo plazo, son para ella y no para un Contratista que solo contempla el corto plazo, y, por otro lado, también a las autoridades les interesa, por continuidad y mayor atractivo, tratar con la empresa que luego se queda en el emplazamiento con la responsabilidad de la operación comercial. Esto no signifique que el Contratista se le deba de liberar de los compromisos que hemos citado, pero las relaciones con las Autoridades las debe liderar la Propiedad.

10.5.10.- Rescisión del Contrato y Cancelación:

  • Si el Contratista se negara a ejecutar el contrato con la debida diligencia, rapidez o rehusara cumplir con una orden dada por la Propiedad al amparo de cualquiera de las cláusulas del contrato o bien contraviniera las condiciones del contrato, la Propiedad podrá prevenir de ello por escrito al Contratista, dándole un mes de plazo para que remedie la falta o contravención prevenida y el Contratista dejara de cumplir la reclamación, la Propiedad procederá a la rescisión del contrato, quedando en libertad de emplear otros medios de mano de obra, materiales, componentes y maquinaria para ejecutar el trabajo omitido o pendiente de terminar por el Contratista, aplicando además las siguientes condiciones:
  1. Los cargos al Contratistas quedarán automáticamente suspendidos.
  2. La Propiedad tendrá libertad de utilizar los acopios, materiales, componentes, equipos, partes ya fabricadas o montadas, etc., tanto si están situados en el emplazamiento como si estuvieran en los talleres del Contratistas o sus subcontratistas.
  3. La Propiedad podrá efectuar todos los trabajos necesarios para completar el contrato, quedando autorizada para utilizar el saldo pendiente que pudiera existir para el pago del coste de ejecución del trabajo efectuado.
  4. El Contratista dará opción a la Propiedad para utilizar su maquinaria, útiles, etc., en la ejecución del trabajo que falta por ejecutar, cuyo precio se ajustará mediante acuerdo mutuo.
  • La Propiedad podrá también rescindir el contrato por alguna de las siguientes causas:

  1. Si el Contratista se declara o le incoan en concurso de acreedores o tuviera que hacer liquidación de sus bienes y si tiene que hacer traspaso general de sus bienes en beneficio de sus acreedores o se señala un depositario de los bienes del Contratista.
  2. Si al juicio solo de la Propiedad los retrasos en las distintas fases de cumplimiento del contrato puedan comprometer los plazos de realización convenidos.
  3. En el caso de que la entrega s no se hagan a su debido tiempo afectando al conjunto de la fase y cuando las penalidades aplicables por adición superen el tope máximo de las cláusulas de penalidad, incluso cuando algunas ejecuciones parciales se hubieran efectuados en las fechas programadas, la Propiedad se reserva el derecho de rescindir la parte restante.
  4. Por incumplimiento repetitivo de su manual de calidad y demás documentos, programas, procedimientos, etc., relacionados con el Control de Calidad.
  5. Por la frecuente repetición de errores o defectos en el transcurso de cualquier fase de ejecución del contrato.
  6. Cuando el Contratista celebrase subcontrataciones o cesiones totales o parciales contraviniendo lo pactado en el contrato sobre este asunto.
  7. Por interrupción de los trabajos de cualquier fase del suministro por más de una semana, excepto cuando ello obedeciese a causas que impidan absolutamente al Contratista la continuación de los trabajos.
  8. Por incumplimiento del Contratista de las disposiciones de legislación laboral, seguridad social y normas de seguridad en el trabajo. Asimismo por incumplimiento específico del Plan de Prevención de riesgos laborales.
  9. Por no usar el Contratista, a juicio de la Propiedad, el personal, equipos, maquinaria y materiales adecuados y necesarios para dar cumplimiento a la ejecución del contrato.
  10. En cualquier otro supuesto en que fuera procedente la resolución de acuerdo con las leyes vigente.

  • En todos los casos de rescisión de contrato se actuará de acuerdo con el procedimiento en el primer apartado de este punto. En el caso de rescisión, la Propiedad procederá a valorar los trabajos efectuados por el Contratista en servicios, acopios y componentes terminados. El resultado de la valoración será confrontado con los pagos efectuados, abonándose o deduciéndose al Contratista la diferencia resultante.

El Contratista no podrá reclamar indemnización alguna por recisión del contrato por parte de la Propiedad al amparo de lo establecido en este punto. La Propiedad mantendrá inalterable después de la recisión del contrato su derecho a reclamar al Contratista los daños y perjuicios consiguientes.

  • La Propiedad podrá cancelar el contrato total o parcialmente en cualquier momento con solo comunicárselo al Contratista. Al recibo de esta comunicación, el Contratista deberá suspender inmediatamente todo trabajo relacionado con el contrato. Igualmente deberá suspender los pedidos de materiales, instalaciones auxiliares y demás actividades relacionadas con el contrato y a partir de dicho momento solo se hará por parte del Contratista lo necesario para preservar y proteger el trabajo ya comenzado.
  • El pago del trabajo ya completado o a punto de completarse en el momento de recibirse la comunicación de cancelación se ajustará mediante mutuo y razonable acuerdo entre el Contratista y la Propiedad.
  • El Contratista podrá solicitar de la Propiedad un escrito certificando que la cancelación no ha sido debido a mala actuación o incumplimiento de contrato por el Contratista.
  • A efectos prácticos, estas condiciones legales citadas significan una posición de dominio del Propietario en las relaciones entre las partes, no obstante, nunca he vivido la aplicación de alguna de estas cláusulas para llegar a una rescisión de contrato. Es como disponer del arma a emplear de forma disuasoria en las relaciones entre las partes, aunque a la Propiedad lo que le interesa, es no rescindir, es tener el suministro terminado en su poder y al Contratista el terminarlo y cobrar lo estipulado.
  • A efectos prácticos, el disponer desglosado el precio y el plazo por actividades y por equipos a suministrar, permite, en caso de rescisión, determinar fácilmente el valor teórico de lo realizado hasta ese momento.

10.5.11.- Tribunales:

 juicio 1

  • Ambas partes se someterán a la jurisdicción de los tribunales de la ciudad en donde tiene la sede central la empresa de la Propiedad.
  • El Contratista renuncia a su propio fuero si lo tuviera aunque ello no conste expresamente en su oferta.

10.5.12.- Idioma oficial:

 

  • El idioma oficial para el desarrollo del contrato será el de la Propiedad.
  • La Propiedad podrá autorizar la emisión por el Contratista de algunos documentos técnicos en otros idiomas, cuando lo considere oportuno.
  • A efectos prácticos, una mala traducción de temas técnicos puede convertirse en una situación irreversible en cuanto a conocer, realmente, el sentido auténtico de lo traducido.

10.5.13.- Representación:

  • Las partes se considerarán representadas en el contrato por las personas firmantes del mismo.
  • Las partes podrán autorizar por escrito la delegación de funciones de representación en otras personas de sus organizaciones.
  • Para la ejecución del contrato, el Contratista debe de nombrar un representante o coordinador. El citado representante será un técnico cualificado, quedará al frente de la oficina del Contratista dirigiendo todas las fases del suministro bajo todos los aspectos tanto técnicos como económicos. Dicho técnico estará plenamente facultado para la ejecución y supervisión de los trabajos, de tal forma que cuanto la Dirección de Proyecto de la Propiedad sea con el discutido o decido se entiende discutido o decidido por el Contratista mismo. Todas las comunicaciones del suministro serán dirigidas o procederán del representante del Contratista.
  • La Propiedad se reserva el derecho de recusar este representante durante el desarrollo de los trabajos, viniendo obligado el Contratista a sustituirlo en el plazo de 30 días por otro de igual categoría.